miércoles, 19 de mayo de 2010

Lección 13. EL NACIMIENTO DE LAS MISIONES

TEXTO: Hechos 13:1-4

A. ANTIOQUIA:

Antioquia, en Siria, fue fundada en el año 300 A.C. Estaba situada a orillas del río Orontes a 24 Kms. del mar. A la desem­bocadura del río estaba el puerto de Seleucia.

Muchos judíos se habían establecido en Antioquia y se les permitió tener los mismos privilegios políticos que tenían los griegos.

Cuando la persecución en Jerusalén comenzó, muchos cre­yentes se refugiaron en Antioquia. Inmediatamente ellos se pusieron a predicar el Evangelio. Al principio predicaron en las sinagogas y solo a los judíos, pero más tarde predicaron a los gentiles. En Aritioquía fue fundada la primera iglesia gentil y aquí por primera vez los creyentes fueron llamados “cristianos.” (Hechos 11:26)

“Cristiano” quiere decir “como Cristo” el cual se deriva de la palabra griega “Christos” que es igual a la palabra hebrea “Mesías,” que quiere decir “El Ungido.”

La nueva iglesia en Antioquia era la hija de la madre-iglesia en Jerusalén, pero creció rápidamente hasta que sobrepasó a la iglesia de Jerusalén en visión y fortaleza y llegó a ser una madre­ iglesia por su propio derecho.

B. LO QUE PRODUJO EL MOVIMIENTO MISIONERO:

Cuando las noticias de lo que sucedía en Antioquia llegaron a Jerusalén, había mucha inquietud porque los creyentes de Jeru­salén eran judíos escrupulosos. Estos enviaron a Bernabé para que investigara la situación. Esto demostraba la gran confianza que la Iglesia tenía en Bernabé.

Sin duda, Bernabé fue uno de los grandes personajes del Nuevo Testamento. Era un hombre bueno, lleno del Espíritu Santo y de fe. (Hechos 11:24) Bernabé fue impresionado por lo que vio en Antioquia y en vez de volver con quejas a Jerusalén, se quedó en Antioquia para dirigir la obra.

La iglesia en Antioquia era una iglesia nueva que necesitaba aprender mucho. Bernabé pudo haber intentado enseñar él mismo, pero siendo un hombre humilde y dedicado, se propuso buscar el mejor maestro posible. Se acordó de Saulo de Tarso a quien conoció varios años antes. Por eso, partió de Antioquia y fue a Tarso para persuadir a Saulo a que volviera con él a enseñar a la iglesia en Antioquia.

Bernabé y Saulo trabajaron juntos en Antioquia durante un año y la iglesia se desarrolló bajo su ministerio llegando a ser una de las más importantes en la historia de la iglesia primitiva.

La iglesia que se desarrolló bajo el ministerio de Bernabé y Saulo tenía estas características:

1. UNA IGLESIA BENEVOLA:

La iglesia de Antioquia mandó ayuda a los creyentes necesi­tados de Jerusalén (Hechos 11:29-30).

2. UNA IGLESIA ESPIRITUAL:

Los dones espirituales estaban en operación en Antioquia. Dios podía hablarles por medio de profecía. (Hechos 11:28; 132) Era una iglesia que ayunaba y oraba y por esto Dios podía hablarles.

3. UNA IGLESIA MISIONERA:

En Antioquia nació el movimiento de las misiones extranjeras. Aquí se ve que ellos tenían una carga para ganar las almas y una visión de los campos de cosecha.

Cuando el Espíritu Santo habló a través de Agabo por profecía que la Madre-Iglesia estaba en necesidad, enviaron a Bernabé y a Saulo con ayuda a Jerusalén. Entregaron la ofrenda y pronto regresaron a Antioquia llevando consigo a Juan Marcos, el sobrino de Bernabé. (Colosenses 4:10)

C. EL MOVIMIENITO MISIONERO NACIO DE LA ORACION:

El movimiento misionero nació de la oración. Es solo cuando la iglesia está arrodillada a orar que Dios puede hablarle y solo así la iglesia tiene la dedicación necesaria para obedecer la voz del Señor

En aquel entonces habían cinco profetas y maestros que mi­nistraban en la iglesia. Aunque más tarde Bernabé y Saulo fueron llamados “Apóstoles,” aún en esa época estaban con­siderados en la lista de los profetas y maestros. Los nombres de estos ministros eran:

Bernabé
Simón
Lucio
Manaén
Saulo

Debemos notar que Bernabé estaba a la cabeza de la lista y es probable que le consideraban el jefe. También en esa época Saulo estaba al final de la lista. Pero esto fue cambiado tan pronto como el Señor llamó a Saulo a la obra principal de su vida.

Los ministros hacían tres cosas:

1. Ministraban al Señor
2. Ayunaban
3. Oraban

Sin duda, el movimiento misionero no habría nacido en Antioquia si la iglesia no hubiera hecho estas tres cosas. Estaban en la actitud que permitía que Dios les hablara.

¿Qué sucedería en estos días si la iglesia se encontrara en la misma actitud delante del Señor?

D. ESCOGIDOS POR DIOS:

Lo que es más importante en la obra de Dios es la voluntad de Dios.

Los hombres no llamaron a Bernabé y a Saulo, sino Dios. Fue el Espíritu Santo que dijo: “Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado.”

Dios siempre ha llamado a hombres específicos para obras específicas. Saulo era instrumento escogido para llevar el nombre de Jesús a los gentiles, a los reyes y a los hijos de Israel. (Hechos 9:15) Habían transcurrido varios años desde su conver­sión y es posible que le hubiera parecido durante este largo tiempo que la voluntad de Dios no se llevaría a cabo en la vida de Saulo. Así como Dios tiene un hombre específico para cumplir una obra específica, también hay un tiempo específico para que la voluntad de Dios sea cumplida.

Una de las mayores características en la vida y ministerio de Saulo era su dedicación completa a la voluntad de Dios. Su lema parece haber sido: “En cuanto a mí, pronto estoy.” (Romanos 1:15)

E. MISIONEROS ENVIADOS POR LA IGLESIA:

La orden Divina en mandar misioneros se ve aquí:

1. Dios los llamó.
2. La iglesia reconoció la llamada.
3. Debe haber ayuno y oración.
4. El Señor les mandó en la hora y a los lugares que El escogió.
5. La iglesia les envió.
Esto quiere decir que el ministerio misionero es el esfuerzo unido de toda la iglesia.
TOMO I: HECHOS DE LOS APOSTOLES
CURSO BÍBLICO “ALPHA”
RALPH VINCENT REYNOLDS